Una impresionante suma de dinero fue con la que se quedaron estafadores que lograron acceder a datos de las cuentas bancarias de estos vecinos luego de llamarlos avisando que habían resultado supuestamente beneficiado en el cobro de los 10 mil pesos del IFE.

Esta modalidad se repite desde que comenzó la cuarentena por coronavirus y en este caso los afectados fueron dos vecinos de las localidades de Isla Verde y Arias, ambas en el departamento Marcos Juárez, en el sudeste de Córdoba.

De acuerdo a lo informado por la Policía, el viernes último un vecino de la localidad de Arias denunció que en horas del mediodía recibió un llamado a su teléfono celular en el que le decía ser "del Ministerio de Salud", y que había sido beneficiado para cobrar el bono de los 10.000 pesos.

Le preguntaron si poseía cuenta bancaria o la de algún familiar, y así fue que, con autorización de su padre, de acuerdo a lo detallado oficialmente, el hombre que iba a ser estafado se dirigió al cajero automático de la sucursal del Banco Nación.

Una vez allí, desde la cuenta bancaria de su padre, y guiado telefónicamente por su estafador, introdujo códigos y brindó datos que lo llevaron a realizar una transferencia bancaria por un monto de 519.000 pesos, permitiendo así que se concrete la estafa.

El otro hecho denunciado en Isla Verde fue con el mismo modus operandi, aunque en este caso el monto sustraído fue más reducido, pero no fue poco.

Siguiendo la misma rutina con la que estafaron al hombre de Arias, en este caso le sustrajeron de su cuenta 178.000 pesos, que era todo lo que tenía depositado en la cuenta.

Entre los dos hechos, sumaron 697.000 pesos obtenidos mediante engaños telefónicos.