Reclaman por no haber sido incluidos entre las actividades habilitadas en esta etapa de distanciamiento social.


Al no haber sido incluidos entre las actividades que podrán volver a trabajar en esta etapa de distanciamiento social por coronaviruslos gimnasios de la provincia de Córdoba amenazan con abrir sus puertas a pesar de con contar con la habilitación.

Así lo anticipó este jueves el presidente de la cámara que los agrupa, Marcos Aguade, quien se quejó por la falta de anuncios para el sector y señaló que ya cerró en forma definitiva un 20 por ciento de los lugares para realizar entrenamiento físico.

El malestar es porque no aparecen entre las actividades que el gobernador Juan Schiaretti anunció como habilitadas, caso bares y restaurantes y el servicio doméstico.

El sector incluye a los gimnasios, natatorios, los centros de yoga y de pilates, éstos últimos habilitados en el interior de la provincia.

“Cuando dijeron que se habilitaban bares y restaurantes y los gimnasios ni aparecimos, explotó todo. Los ánimos están muy caldeados. Hay grupos de autoconvocados del interior y de la ciudad que dijeron que se están organizando no sólo para alguna marcha, sino para abrir los gimnasios, aunque no tengan autorización”, señaló Aguade en Cadena 3.

“La semana que viene se abrirán masivamente, porque no se aguanta más. Estamos muy preocupados por los gimnasios del interior, que allí no tuvieron ningún caso y están hace 100 días sin abrir, al borde del colapso”, completó.




Comentarios