Las medidas de confinamiento obligatorio, generaron una crisis generalizada en varios sectores. La industria turística es una de las más golpeadas. En ese sentido, la firma Despegar en las últimas horas, decidió suspender sus operaciones en Córdoba.

En 2019, Despegar había iniciado en el coworking "La Maquinita" de barrio Nueva Córdoba el primer paso dentro de su plan de desembarco en la capital provincial.

La apuesta era llegar a abrir oficinas propias el año próximo y crear un total de 100 puestos de trabajo.

Todos los proyectos y planes se frustraton con la propagación mundial del Covid-19, que llevó la facturación de las empresas turísticas a cero. Por esta situación la compañia de viajes decidió dejar inactiva la operación en Córdoba, al menos hasta que el mercado vuelva a reactivarse.

La medida fue oficializada a través de un comunicado en el que Despegar señaló: "Frente al contexto de crisis inédito en el que se encuentra el sector, ocasionado por la pandemia global generada por el coronavirus, la compañía ha llevado adelante una reducción del 35 por ciento de los costos generales, lo que incluye la suspensión de un grupo de sus colaboradores en Argentina, incluyendo la oficina de Córdoba".

"Lamentamos mucho tener que tomar esta determinación, ya que la oficina en Córdoba significó un proyecto estratégico y muy relevante para la Compañía que fue recibido con mucho entusiasmo. Esta situación de extrema delicadeza nos lleva a tener que redefinir nuestra estructura interna y por el scope de trabajo y los proyectos que se llevan adelante en esta oficina, tuvimos que llegar a esta determinación", completó Despegar.

Los profesionales fueron suspendidos y también se les da la posibilidad, si encuentran otro empleo –el sector tecnológico tiene altísima rotación y demanda laboral insatisfecha–, de rescindir la relación de mutuo acuerdo.

Asimismo, se les ofreció la posibilidad de trabajar “part time” o de mudarse a las oficinas de Buenos Aires, en caso de tener interés y disponibilidad.