Se quemaron 30 hectáreas de maíz y 5 hectáreas de trigo que pertenecen a Gabriel de Raedemaeker, vicepresidente de la entidad.


La dirigencia rural cordobesa denunció un “incendio intencional” en un campo ubicado en la localidad de Oliva, que pertenece al vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Gabriel de Raedemaeker, y pidió a las autoridades competentes “defender la propiedad privada”.

Según la denuncia, en la jornada del martes se registró un “incendio intencional” de 30 hectáreas de maíz y 5 hectáreas de trigo en la localidad de Oliva, en el departamento Tercero Arriba, cuyo predio pertenece a Raedemaeker, y el siniestro “no parece un hecho al azar, sino que se asemeja a un ataque artero”.

El presidente de la Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona (Cartez), Javier Rotondo, manifestó su “enérgico repudio a estas acciones delictivas” y exhortó “al Gobierno nacional y a las autoridades judiciales que asuman las responsabilidades que les corresponden para defender la propiedad privada”.

Cartez, entidad que nuclea a asociaciones rurales primarias de las provincias de Córdoba, La Rioja y Catamarca, sostuvo que es creciente la ola de delitos en los campos con “roturas de silobolsas y el constante abigeato”, y aseveró que “es hora de frenar los delitos contra la propiedad privada”.

“Esta escalada es por demás preocupante y desde Cartez reclamamos a las autoridades competentes acciones decididas para acentuar los controles, identificar a los responsables y hacer justicia”, insta el comunicado de la entidad que tiene base en Córdoba.

El lunes último, CRA había emitido un comunicado para denunciar el “creciente número de casos de roturas de silobolsas en distintos lugares del país”, y consideró que esto está “estrechamente vinculado a un odio ideológico hacia el campo”.




Comentarios