El martes 26 y el miércoles 27 no habrá asistencia y ni conexión al teletrabajo. Además reclaman "destrato" por el Tribunal Superior de Justicia.


Empleados judiciales provinciales harán un paro de actividades el martes 26 y el miércoles 27 de mayo, sin asistencia y con desconexión al teletrabajo en todos los tribunales del territorio cordobés.

La medida se decidió luego de conocerse la reforma del sistema jubilatorio y cuando los empleados judiciales comienzan a retornar a las actividades en el interior provincial.

Decidieron esta medida de fuerta ante la reciente reforma jubilatoria sancionada en la Legislatura, la deuda salarial acumulada desde diciembre que ya supera el equivalente al 70 por ciento de un salario mensual, la anulación de la feria judicial y las condiciones sanitarias que afrontan los judiciales en contacto directo con el público, policías y procesados.

La Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial de Córdoba (Agepj) señala en su comunicado: “Frente a todos estos atropellos del Tribunal Superior y el Gobierno Provincial las y los judiciales decimos basta y convocamos a parar por 48 horas en toda la provincia“.

Además en la nota se especifica: “No habrá regreso con normalidad a la actividad del Poder Judicial si nuestra patronal continúa violentando derechos y ninguneando a quienes sostenemos con nuestro trabajo el funcionamiento del Poder Judicial”.

Injusticias por parte del Tribunal

El secretario general del gremio provincial Federico Cortelletti expresa en el comunicado: “El consenso de los cuerpos orgánicos de Agepj es unánime en cuanto a que la mala fe y destrato del Tribunal Superior alcanza ya límites intolerables”.

“Mientras una gran parte de la planta hace teletrabajo y numerosos compañeros y compañeras haciendo trabajo presencial le han puesto el cuerpo a la pandemia, el Tribunal Superior (de Justicia) nos tiene con la amenaza constante de bajas de contratos, sigue sin cumplir con el aumento salarial de diciembre de 2019, acaba de suprimir la feria de julio de 2020 y las precarias condiciones de trabajo de muchas sedes y edificios sólo se han visto empeoradas por la irrupción del coronavirus”, completa el máximo dirigente gremial de los trabajadores judiciales.

A su turno el secretario adjunto Adrian Valan, agregó: “El Gobierno provincial hizo aprobar una nefasta ley previsional que impone un brutal recorte a las jubilaciones actuales y futuras de los trabajadores aportantes a la Caja (de Jubilaciones y Previsión Social de la Provincia)”.




Comentarios