Son un colectivo afectado por la baja de planes Por Mí, de varias localidades del sudoeste cordobés. Harán ollas populares para hacer visibles sus reclamos.


Afectados por la cuarentena obligatoria y más complicados todavía por la baja en distintos programas de empleo del Gobierno de Córdoba, el colectivo Trabajadores y Trabajadoras Unidas por la Tierra de Córdoba ha expresado su rechazo a la medida y alerta por la situación que pone en crisis a un centenar de familias de localidades de los departamentos de Santa María y Calamuchita.

A través de un comunicado a los medios, el colectivo de Trabajadores Unidos hace manifiesto “nuestro rechazo a la decisión del Gobierno de la Provincia de Córdoba de suspender los programas de empleo destinado a mujeres trabajadoras (Mujeres Por Mi), en medio de la crisis sanitaria, social y económica que estamos viviendo“, alertan.

En tal sentido, sostienen que esta baja de los programas provinciales es “contraria al Decreto del gobierno nacional 329/2020, que explícitamente prohíbe suspensiones por fuerza mayor o falta o disminución de trabajo, justamente el argumento que falsamente esgrime el Gobierno Provincial en el Boletín Oficial”, sostienen.

“Somos trabajadoras rurales de la economía popular que nos organizamos a diario en espacios colectivos de producción y distribución de alimentos sanos y de acceso popular. Con mucho esfuerzo hemos sostenido nuestro trabajo en este tiempo de Aislamiento Social, respetando todas las medidas de prevención y distanciamiento; y generando además herramientas comunitarias de cuidado de los sectores más vulnerables de nuestros territorios”, expresaron sobre sus labores.

Muy precupados, sostienen que “la decisión del gobierno provincial nos empuja a una situación crítica: nos deja sin el único ingreso familiar para varios hogares de nuestras organizaciones”, advierten sobre una situación que “nos llena de angustia y preocupación, y que pone aún más en riesgo nuestra salud en tiempos de pandemia”.

En otro párrafo de su comunicado las trabajadoras dicen que no encontraron respuestas a su reclamo: “agotamos los canales de diálogo con el gobierno provincial que están a nuestro alcance, sin obtener solución alguna. Por ello, nos vemos forzadas a dar inicio a un plan de lucha escalonado”, que comenzarán con una jornada de ollas populares este martes 26 de mayo.

“Sabemos que los programas provinciales de empleo no son una solución de fondo, y necesitamos que el Estado acompañe el desarrollo de las organizaciones, espacios productivos y cooperativas de nuestro sector con más y mejores políticas: acceso a la tierra, maquinarias y tecnologías; reconocimiento de todos los trabajadores de la Economía Popular”, expresaron.




Comentarios