El sector acusó el golpe de la cuarentena y el panorama no es alentador para lo que viene.


La cuarentena golpeó fuerte al comercio de Villa María y la flexibilización no traerá rápido alivio, según la opinión de un experto en la materia.

Comercios cerrados por largas e interminables semanas en “Villa” no tienen el mejor presente y la recuperación será más lenta de lo que preveían los más optimistas, opina el economista y docente de la Universidad Nacional de Villa María, Carlos Seggiaro.

En tal sentido, Seggiaro opinó que “el sector comercial tiene un horizonte preocupante, no solamente en el asunto de estos días, sino también trasladado hacia los próximos meses”, dijo en declaraciones a Villa María Ya.

“La pérdida de poder adquisitivo de millones de personas es durísima, porque el nivel de endeudamiento es tremendo”, diagnosticó y añadió que “las expectativas que podría tener alguien de que una persona que estuvo en la cuarentena iba a salir de su casa a comprar un plasma o a cambiar el sofá en realidad obviamente estaba fuera de lugar”, lamentó.

Sin mucho optimismo, el economista consideró que “el sector comercial va a seguir golpeado por supuesto, no solamente por lo que ha sido la cuarentena sino por todo el proceso complejo de pérdida de poder adquisitivo, de endeudamiento familiar”, cerró.




Comentarios