Bruno Lábaque habló de la díficil situación que atravieza el Griego, el más campeón de la Liga Nacional.


“El pobre club pasó su aniversario 82 con las puertas cerradas, por la cuarentena a causa del coronavirus”. Con dolor, Bruno Lábaque se refirió al duro contexto que atravieza el club de barrio General Bustos, en aprietos económicos como muchas instituciones.

“Tenemos una pieza en el club con muchas camisetas antiguas, de muchos ex jugadores, y ante esta situación estamos viendo de subastarla para juntar dinero“, señaló en una entrevista con Tercer Tiempo, por radio Mitre Córdoba.

El actual manager y ex base del Griego, miembro de una familia muy identificada con Atenas, remarcó que fueron los primeros en tomar la decisión en la Liga Nacional de no contar más con los extranjeros del plantel, para achicar el presuesto.

“Esta cuarentena es un dolor de cabeza grande. Antes de que esto pasara con los jugadores estábamos al día. Pero igual es un daño tremendo”, explicó. 




Comentarios