Los vivos no descansan y aprovechan la confusión en la que viven los jubilados por los reiterados errores de las autoridades nacionales en estos últimos días.

Así, los delincuentes se las ingenian para crear nuevas modalidades de robos telefónicos y por estos días se han detectado llamados que apuntan a los jubilados, según advierte la Policía de Córdoba.

Simulando llamar de una entidad bancaria y con la falsa promesa de "un pago retroactivo de la jubilación", los malvivientes piden datos personales y de cuentas bancarias a sus víctimas.

Ante una llamada de esta naturaleza, la Policía recomienda cortar de inmediato y comunicarse con el número 101.