Tal y como se había anunciado en las primeras horas de la mañana de este viernes, la Municipalidad de Córdoba se sumó a los controles por la cuarentena ante la pandemia de coronavirus COVID-19.

Y durante la mañana se pudo ver en diferentes sectores de la ciudad a inspectores municipales acompañados de grúas y policías controlando cada uno de los vehículos que circulaban por la ciudad.

Al control de los vehículos se le suma que quienes no tienen cómo justificar su circulación por las calles de la ciudad se les secuestra el vehículo.

Se tratan de unos 20 puestos de control en las inmediaciones de los CPC y en las avenidas principales, en los que están apostados un policía, dos funcionarios municipales y un agente de la Policía de Tránsito Municipal. En algunos sectores también trabaja personal municipal de Defensa Civil.