Son casi 300 llamadas por día.


La ministra de la Mujer de la provincia de Córdoba, Claudia Martínez, manifestó este martes que desde la cuarentena obligatoria hubo un “brote de denuncias por violencia familiar, con un promedio de 300 llamadas por día”, a la línea gratuita habilitadaa tal efecto.

“El panorama es complicado. Están todos los dispositivos funcionando de la Policía, como las Unidades Judiciales a través del Ministerio Público Fiscal y la atención telefónica donde tenemos a 50 profesionales recibiendo denuncias”, precisó la funcionaria en declaraciones a Cadena 3.

Asimismo dijo que se están generando nuevas conflictividades por la suspensión del régimen de visitas con los hijos, a partir de las recomendaciones preventivas para evitar la propagación del coronavirus.

Para recibir denuncias el ministerio de la Mujer provincial habilitó la línea gratuita 0800-888-9898.

Por otra parte el Poder Judicial de la provincia de Córdoba, durante el receso sanitario para evitar la propagación del coronavirus, comenzó a implementar un programa de capacitaciónde todo su personal en el marco de lo que establece la Ley Micaela, que obliga a los tres poderes del Estado a capacitaren la temática de género y violencia contra las mujeres.

De acuerdo a la información oficial, que publica este martes el sitio web del Ministerio Público Fiscal (MPF), las capacitaciones se realizan en línea a través de los campus virtuales de los tribunales locales.

La capacitación tiene el carácter de obligatorio, tal como lo determina la La ley nacional 27499, y los contenidos fueron desarrollados por la Oficina de Coordinación de Violencia Familiar y la Oficina de la Mujer, ambas dependientes del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ).




Comentarios