Los controles policiales prosiguen en Córdoba, en calles y rutas. Y también en espejos de agua de la provincia. Es para hace cumplir la cuarentena obligatoria que rige como prevención contra el coronavirus.

Pese a las advertencias, este lunes feriado hubo 197 detenidos por no acatar el decreto presidencial.

Y supera la barrera de los mil la cantidad de personas que fueron detenidas por no poder justificar su circulación por las calles.