El Gobierno de Córdoba, a través del Ministerio de Salud, resolvió reforzar y reorganizar el sistema sanitario público provincial para adecuarlo al contexto epidemiológico actual que exige la pandemia del coronavirus, que incluye la incorporación nuevos profesionales y la ampliación de centros asistenciales para atender los casos sospechosos.

De acuerdo a la publicación en el sitio web oficial de Casa de Gobierno, se abrió un concurso público para cubrir 700 cargos de profesionales de distintas especialidades de la salud, entre ellos terapistas, neumonólogos, pediatras, cardiólogos, médicos clínicos/internistas, diagnóstico por imágenes, medicina general y familiar, infectólogos, emergentólogos, neonatólogos, bioquímicos, finesiólogos, enfermeros, licenciados en producción de bioimágenes, radiólogos y técnicos de laboratorio.

Asimismo, Córdoba resolvió habilitar establecimientos de salud pública en distintas regiones para la atención de casos vinculados al virus Covid-19.

En la capital cordobesa atenderán los casos sospechados de coronavirus los hospitales San Roque, el Rawson, De Niños y Florencio Díaz; en Río Cuarto el hospital San Antonio de Padua; en Santa María de Punilla, el hospital Regional Domingo Funes; en Jesús María, el hospital Vicente Agüero; en San Francisco, el hospital Bernardo Iturraspe; en Villa María, el hospital Luis Pasteur y en Mina Clavero, el hospital Luis F. María Bellodi.

En tanto para el 30 de octubre está previsto que se habilite el hospital Elpidio Torres, que se construye en la capital cordobesa, y se sumará a la red de hospitales que atienden los casos de coronavirus, que hasta el momento tiene ocho casos confirmados en la provincia.