El pequeño estaba sin signos vitales, la mujer le practicó maniobras de reanimación cardiopulmonar y así logró recuperarlo.


Brunito tiene un ángel guardián en esta tierra y tiene nombre y apellido, se llama Daniela Bottone.

Ambos viven el Corral de Bustos y el primero de ellos es un bebé de muy corta edad, de apellido Arrieta, que se cayó a una pileta de lona y lo sacaron desde allí ahogado.

Fue en ese momento donde apareció una de sus vecinas, Daniela, quien comenzó a realizarle maniobras de reanimación cardiopulmonar frente a su vivienda y también durante el traslado del pequeña hacia el centro de salud más cercano en esa población.

El vehículo que lo llevaba era de otro vecino, Cristian Suárez, quien vio todo lo que estaba ocurriendo y se acercó para prestar ayuda.

Gracias a las maniobras de RCP la mujer logró reanimarlo en el trayecto arriba del vehículo. Daniela había participado de capacitaciones de este tipo y de primeros auxilios.

El bebé se encuentra internado, pero en buen estado de salud, señala LV16 Radio Río Cuarto.




Comentarios