Cuando todos daban por hecho su continuidad, sus frases causaron el efecto de una implosión. Fassi asegura que se quedará, pero el colombiano abrió interrogantes.


¿Del paso de baile, a paso en falso? Dayro Moreno volvió a Talleres, club que anunció con regocijo que lo mantendrá en sus filas durante todo el 2020, y sin embargo el colombiano dejó estupefactos a más de uno al declarar que todavía no firmó y, en cierta manera, poner en duda el acuerdo.

Más allá de que Andrés Fassi persiste y asegura que Dayro seguirá en Talleres, los dichos del delantero retumbaron en una amplio radio en torno al predio Nuccetelli, donde se presentó a entrenar este viernes.

“Me vine a presentar porque es mi obligación como profesional. Mi representante ya habló con Fassi. Lo último que supe es que mi empresario me dijo que me presente ya que la segunda semana de enero se iban a juntar a finiquitar algunos detalles que faltan”, detalló el colombiano ante la prensa. Sorpresa y media.

Es que la novela Dayro Moreno parecía haber finalizado con final feliz, con aplausos de los hinchas Albiazules que lo toman como propio, que lo adoptaron. Pero queda un capítulo, según guionó el colombiano.

Fassi, el otro actor princiapal, le había puesto un tono dramático si se quiere al afirmar una semana antes que lo más fácil era que Dayro se fuera, aceptando algunas de las ofertas recibidas de parte de Millonarios y Junior de Colombia. Clubes que desmintieron en forma tajante tal versión.

El fin de semana fue con supenso, pero también con guiños desde las redes sociales, por ejemplo de Juan Pablo Fassi (gerente de Talleres), para los hinchas que montaron una vigilia, expectante, rezando a “San Andrés” para el que el delantero vuelva de Colombia.

El lunes se anunció lo que en barrio Jardín era el esperado regalo de Navidad. Y siga el baile. El jueves se dio el regreso a las prácticas, sin Dayro, quien arribó a Córdoba por la noche. Y el viernes, cuando era esperable una declaración en la que expresara su satisfacción, sobrevino lo inesperado y sacudió la estantería.

“No puedo adelantarme a los hechos. En el fútbol los empresarios hacen su trabajo. Si Andrés le dijo que viniera, espero que se pueda cerrar el negocio para estar tranquilos”, puntualizó Moreno.

Talleres, por norma, sólo realiza anuncios cuando tiene todo finiquitado. Y al decir de Fassi, el colombiano está y se quedará. ​Dayro se despachó con frases contradictorias, que a más de uno le habrán parecido más Día del Inocente, que de un 27 de diciembre.

Con el paso de las horas, se sabrá si algo se rompió. O sólo se trató de una implosión controlada.




Comentarios