Ante los últimos alertas generados por el aumento de casos de sarampión en Buenos Aires, y en una época del año de gran afluencia turística, el Área de Epidemiología de la Provincia de Córdoba recuerda la importancia de tener completos los esquemas de vacunación y de consultar precozmente ante cualquier síntoma.

Si bien no se han confirmado casos locales, es importante que el sistema de salud y la población estén atentos a cualquier síntoma compatible.

En toda la Argentina, no hay circulación endémica del virus desde el 2000, pero sí ha habido casos aislados, en general relacionados con casos «importados» (es decir, de personas que contraen la enfermedad en otro país y viajan a Argentina), aunque también se han detectado casos autóctonos, es decir, sin antecedentes de viaje.

El sarampión es una infección que se transmite por vía aérea y es muy contagiosa. Si bien puede parecer una enfermedad benévola, en ocasiones puede generar complicaciones graves, por ejemplo en los pulmones o en el cerebro, que pueden inclusive poner en riesgo la vida de las personas.

Se presenta con fiebre alta y erupciones en la piel que comienzan en la cara y se van extendiendo. También pueden aparecer secreción nasal, conjuntivitis, tos. Ante cualquiera de estos síntomas es importante consultar sin demora al centro de salud más cercano.

También es importante señalar que no existe un tratamiento específico para el sarampión, por eso su prevención cobra vital importancia.

Para saber quiénes deben vacunarse, entrar en este link.