A poco más de un mes para que se de el cambio de mando en la Municipalidad de Córdoba, el actual intendente, Ramón Mestre, habló del futuro del Palacio 6 de Julio luego de votar en la mañana de este domingo.

El intendente capitalino se acercó hasta el Ipem 150 Juan Larrea para emitir su voto en estas elecciones presidenciales y dialogó con la prensa sobre la transición que se está llevando a cabo con el equipo del intendente electo, Martín Llaryora.

"Cuando asumimos en el 2011 había 11 millones de pesos de rojo en las cuentas en el banco. Tuvimos que pedir un anticipo de 80 millones al Gobierno provincial", remarcó Mestre.

Y agregó: "Le deseo el mayor de los éxitos al nuevo intendente, porque si le va bien a él nos va a bien a todos". A su vez, enfatizó que la Municipalidad podrá afrontar el pago del medio aguinaldo de los empleados y la cancelación de deudas a los proveedores.

Por último, consultado por las elecciones presidenciales que se llevan a cabo este domingo, rescató que "es bueno que la gente se exprese".