La actividad que combina literatura y artes plásticas tuvo su primera edición en el complejo carcelario. Participaron unas 45 personas.


InspirARTE promueve y lleva adelante encuentros artísticos participativos de improvisación pura. Experiencias únicas que combinan literatura y artes plásticas. Momentos y espacios en los que escritores y artistas improvisan en vivo, durante cuarenta minutos, un tema elegido por el público. 

Sus creadores son Daniela Kaplan y Marcelo López, quienes hace unos meses recibieron la invitación, por parte de docentes, bibliotecarios y directivos del penal, para realizar una edición en el Complejo Carcelario de Bouwer. Adaptaron la actividad y el lunes 7 de octubre trabajaron la iniciativa en uno de los módulos de la cárcel.

Inspirarte tuvo su primera edición en la cárcel de Bouwer.

Además de los creadores de InspirARTE, también participaron Luis Carranza Torres y Fernando Medeot. Los artistas plásticos convocados fueron Carlos Vidal Aguirrebengoa, Cecilia Testa, Mariana Gonzalez y Enrique Llorens.

La actividad se realizó en uno de los pabellones de máxima seguridad de la cárcel de Bouwer con alrededor de 45 alumnos del Espacio Escuela, en el que participan jóvenes y adultos, en el marco del fortalecimiento del derecho a la educación.

Inspirarte tuvo su primera edición en la cárcel de Bouwer.

En el encuentro primaron la improvisación y creatividad. Escritores y artistas plásticos se dividieron en tres grupos de trabajo; todos los asistentes recibieron un papel en el que tenían que escribir dos palabras (las que se les ocurriera), luego se recolectaron los papeles, se mezclaron y redistribuidos nuevamente (de manera aleatoria). 

A cada escritor, le tocaron dos palabras con las cuales debían dar inicio a una historia, que quedaría inconclusa y los internos deberían completar incorporando las de sus propios papelitos. Los textos se compartieron y el artista plástico plasmó en una pintura las historias.

En el cierre del encuentro, los escritores leyeron los comienzos de relato y, de cada grupo, dos internos, sus creaciones. Los artistas plásticos mostraron y realizaron una breve interpretación de las obras.

Inspirarte tuvo su primera edición en la cárcel de Bouwer.

La actividad podría trasladarse a otros pabellones.




Comentarios