Está previsto que los amarillos y verdes lleven a cabo una movilización en contra de Uber.


De acuerdo con lo informado por la Justicia este miércoles los taxistas y remiseros que protesten -contra el desembarco de Uber en Córdoba- no podrán cortar calles, ni puentes, de forma total.

La medida se toma de manera preventiva luego de lo ocurrido la semana pasada cuando comenzó a operar la firma Uber y los amarillos y verdes prácticamente “sitiaron” la ciudad.

Este jueves, los trabajadores del volante volverán a las calles para retomar las medidas de fuerza contra la compañía multinacional y se movilizarán hasta la sede del Concejo Deliberante, en las proximidades de la calle Humberto Primero.

Los conductores quieren estar presentes cuando sea tratado –y permanecer allí hasta lo que, esperan, sea su aprobación– el proyecto para el incremento de las multas a los autos ilegales. La sesión arrancará a las 10.

“Vamos a mantener el equilibrio entre el derecho a la protesta y el orden que debe procurarse garantizando la circulación de los restantes ciudadanos también. Se ha comunicado formalmente a la Secretaría de Servicios Públicos de la Municipalidad, para que las autoridades municipales tomen las medidas que corresponde”, señaló el fiscal Raúl Garzón a Mitre 810.

“Se debe garantizar la media calzada”, recalcó el funcionario judicial.

Según trascendidos que circulan en redes sociales, la marcha sera masiva y habrá “operativos” para que los colegas que estén trabajando se plieguen a la medida de fuerza.




Comentarios