El DT, campeón olímpico en Atenas 2004, se refirió a la clasificación de Argentina a semifinales del Mundial de China.


Argentina se metió en las semifinales del Mundial de básquet de China y las repercusiones no cesan. Rubén Magnano, campeón olímpico en Atenas 2004, se refirió a la trascendental victoria del seleccionado ante Serbia.

“Me dieron una gran alegría, una mañana muy linda, viendo jugar al seleccionado en un nivel increíble. Estos jugadores te emocionan. Tenemos que sentirnos orgullosos. La realidad fue conseguida por este plantel, más allá de la historia pasada”, expresó el cordobés en una nota realizada por Habrá Consecuencias, en El Destape Radio.

Y agregó: “Creo que se terminó de plasmar que es más que la Generación Dorada, que es un legado. Algunos jugadores de ese plantel se encargaron después de mostrarle a los chicos de ahora cómo era el camino, cómo debían seguir. Ese legado está vigente”.

Argentina venció a Serbia por 97 a 87 y después de 13 años accedió a las semifinales del torneo, instancia a la que se enfrentará al ganador del partido que este miércoles disputarán Estados Unidos y Francia.

“Ahora en el camino tendremos a Estados Unidos o a Francia, a la que yo le tengo más miedo”, mencionó en referencia al probable rival en semis.

En cuanto al desempeño del cordobés Facundo Campazzo, quien anotó 18 puntos y asistió en 12 ocasiones, Magnano solo tuvo elogios. “Está cobrando las facturas de su esfuerzo. Me llena de satisfacción ver el disfrute con el que juega”, dijo.





Comentarios