El joven es de Arias y acompañado de su fiel amigo, que se le unió durante el viaje, transitaron 16.300 kilómetros entre un punto y otro.


El objetivo se cumplió. Costó un par de años y muchas experiencias en el camino, pero se logró.

Lo que en un principio fue pensado en una experiencia en solitario de pronto se transformó en un dúo que recorrió el país de punta a punta.

Sebastián Inzúa y Ngurú, su inseparable compañero de viaje unieron Ushuaia con La Quiaca en bicicleta.

Sebastián y su perro NGurú unieron La Quiaca con Ushuaia. (Facebook Rodar Tierra)

El joven, oriundo de Arias, comenzó esta travesía con el objetivo de conocer lugares, pero esa idea luego pretendió llevar un mensaje: la defensa y reconocimiento de los pueblos originarios.

Y en el camino de esta aventura se sumó Ngurú, un perro mestizo y del cual Sebastián indica: “Nos adoptamos mutuamente”.

Sobre el nombre de su amigo animal dice que significa “zorro” en mapuche. 

Hace pocos días Sebastián completó 16.300 kilómetros de su largo viaje, que eligió hacerlo en bicicleta y en una gran parte junto a su perro.

Sebastián y su perro NGurú unieron La Quiaca con Ushuaia. (Facebook Rodar Tierra)

En diálogo con Puntal.com, el joven contó que el recorrido no fue lineal y que si la situación daba para desviarse y conocer, lo hacían.

Cada instancia de su aventura fue compartida en redes sociales en las cuentas en Facebook e Instagram llamadas Rodar Tierra.

Sebastián es farmacéutico y la idea de viajar en bici comenzó mucho antes de 2016.

Recuerda el joven que, durante el viaje y cuando se encontraba en Mendoza, tuvo un momento crítico emocionalmente que determinó un cambio de ruta.

Y fue allí donde se le cruzó en el camino Ngurú, su perro.

“Lo encontré abandonado en un camino al sur de Mendoza, cerca de San Rafael. Luego de compartir campamento, me comenzó a seguir, entonces decidimos adoptarnos”.

La llegada del amigo canino también determinó volver a Arias para cuidar del animal, sanarlo y adiestrarlo para seguir con la aventura. Amén de adaptar un carro a la bicicleta.

Sebastián y su perro NGurú unieron La Quiaca con Ushuaia. (Facebook Rodar Tierra)

Ya en el 2018 , Sebastián y Ngurú retomaron el viaje para recorrer la Cordillera de los Andes y la puna argentina. 

Ahora el viajero se encuentra en Arias, compartiendo las anécdotas y disfrutando de la familia y su amigo.

Y este aventurero ariense agrega: “También estoy organizando expediciones cortas, quiero seguir viajando”.

Sebastián y su perro NGurú unieron La Quiaca con Ushuaia. (Facebook Rodar Tierra)




Comentarios