Al parecer, todo comenzó con un dibujo que el payaso cordobés más famoso, Piñón Fijo, publicó en su cuenta en Instagram cuando cumplió 30 años de su carrera profesional.

Uno de sus amigos, el dibujante Jorh se animó a hacerle un homenaje y a partir de allí, comenzaron una serie de posteos en esa red social de en formato de historieta.

Lo cierto es que en algunas de ellas ha resucitado a viejos personajes que lo acompañaron, como Cabrito y el Kenchu.

Esos dibujos en particular han generado mucha repercusión y comentarios entre sus seguidores de hace años y que se criaron con ellos y sus canciones.

De hecho, Piñón también reeditó en Instagram el gran éxito de Basta de Mamadera.