Para el arquero "el empate no hubiera estado mal", en lo que definió como un partido "muy parejo y trabado".


Talleres perdió en Rosario por la mínima diferencia y Guido Herrera ensayó una rápida explicación de los por qué de la derrota: “No le pudimos generar una situación de gol a Central. No le hicimos daño”.

De todos modos, el arquero Albiazul no está de acuerdo con la chapa final del resultado. “El empate no hubiera estado mal porque tampoco nos llegaron mucho. Fue un partido muy parejo y trabado”.

Herrera asumió también la responsabilidad defensiva en la jugada que derivó en la victoria del dueño del caso. “En el gol nos encontraron un poco mal parados. Este es un rival distinto al del debut, cuando ganamos un gran partido. Central es más aguerrido”.




Comentarios