La eliminación de Belgrano frente a Real Pilar, un eslabón más en una cadena de sucesos extraordinarios.


Es la caja de Pandora del fútbol argentino. La Copa Argentina se vuelve cada vez más apasionante, cada vez con menos lógica y más vértigo por los resultados que se dan.

Lo sufrió en carne propia Belgrano, frente a un Real Pilar que va de hazaña en hazaña tras dejar en el camino tambíen a Vélez, y militando en Primera D. Un hito en el historial del torneo.

Pero no sólo a Belgrano le resulta esquiva la Copa, más allá de ser el que más alto llegó entre los cordobeses, con semifinales en 2016 ante Rosario Central.

También le resulta cuesta arriba a Instituto, que ni siquiera logró clasificar a la competición en las dos últimas ediciones. Y a Talleres, que hasta aquí resolvió con autoridad el choque con Laferrere (Primera C), pero nunca pasó más allá de Octavos de final.

No sólo a los cordobeses les cuesta ​descifrar el dilema de la Copa. Y en la presente edición se acrecientan las sorpresas. Con los equipos de Superliga saltando sin red desde el inicio en 2011.

Ya quedaron fuera de combate Rosario Central, que cayó ante el muy humilde Sol de Mayo de Rio Negro (Federal A). Y le ocurrió lo propio a San Lorenzo, al perder 2-0 en forma justificada con el Estudiantes de San Luis del cordobés Héctor Arzubialde.

Tigre, la sensación de la temporada pasada pese al descenso, también mordió el polvo. Superado por Estudiantes de Caseros. Equipo que acostumbra a bajar a los grandes, ya que en 2012 lo hizo con River y un año después con Vélez.

También le tocó perder a Newell’s, en este caso frente a Villa Mitre de Bahía Blanca (Federal A). Partido que terminó con incidentes entre los hincha de la Lepra.

Hasta el campeón del fútbol argentino, Racing, fue víctima de un batacazo. Perdió por penales con Boca Unidos, el tercer equipo del ascenso que elimina a la Academia. Antes lo habían hecho Sarmiento de Chaco y Tristán Suárez.

En 2017 el papelón lo pasaron los equipos platenses, porque Gimnasia cayó ante Defensores de Villa Ramallo, que terminó con un hombre menos. Y el Pincha perdió con Pacífico de Mendoza, hoy en el Regional Amateur.

Y en 2018 Independiente, Rey de Copas, fue vencido por penales por Brown de Adrogué. En 2015 casí corrió la misma suerte contra el animoso Alianza de Coronel Moldes, con el que empató 1 a 1.





Comentarios