La sede de la Policía Federal ubicada en Chajarí atraviesa por estas horas una gran incertidumbre respecto al destino de su funcionamiento luego de que un subinspector, un ayudante del Escalafón de Comunicaciones y unos 40 agentes, cabos y sargentos del Escalafón Seguridad fueran destinados a las Divisiones Operativas de Concordia y Gualeguaychú.

Pero la situación no es nueva, ya en julio del año pasado el alquiler del edificio donde funciona la sede, en Bolívar y Guarumba, dejó de ser abonado por el municipio debido a que venció el contrato y no hubo acuerdo con el propietario. Desde entonces, el dinero para el pago proviene del depósito judicial.

En ese momento, el intendente Pedro Galimberti afirmó que la continuidad de la sede local “no estuvo en discusión en ningún momento”. Sin embargo un Orden del Día de la Policía Federal con fecha 26 de julio, informando del cambio de destino de más de 40 efectivos volvió a sembrar la duda.

El pedido de Gabriela Lena

Ante esta situación, la diputada nacional manifestó: “Creo que todos los chajarienses tenemos que salir a pedir que no se cierre esta Delegación; más allá de todos los trámites que podamos hacer desde la función pública, tanto de la oposición como del oficialismo, porque creo que esto debe ser también una bandera del Frente de Todos”.

Ojalá no se trate de una cuestión política por el acompañamiento público que Néstor Roncaglia (ex titular de la Policía Federal durante el gobierno de Mauricio Macri) está haciendo en estos momentos a la oposición”, advirtió Lena en declaraciones a Chajarí al Día. “Ojalá no sea una cuestión política”, insistió agregando que de serlo la gente tendría que exigir que la Delegación permanezca en la ciudad.