El presidente Alberto Fernández se refirió a los funcionarios de su gobierno que participan de las elecciones legislativas. “Todos los que son candidatos tienen que dejar sus cargos”, adelantó. Según sus propias palabras, se trata de una regla ética que quiere preservar.

De esta manera, Agustín Rossi dejará el Ministerio de Defensa; Martín Gill la Secretaría de Obras Públicas de la Nación y Victoria Tolosa Paz la presidencia del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales. Además, el concordiense Enrique Cresto, ahora presidente del Ente Nacional de Obras Hidricas de Saneamiento (Enohsa), también se verá obligado a dejar su cargo ya que compite como precandidato a diputado nacional en Entre Ríos.

“La pérdida de Daniel (Arroyo) es muy grande. También la pérdida de Agustín es muy grande. La de Enrique Cresto, la de Martín Gill, la de Victoria Tolosa Paz. Pero es la regla que me impuse”, sostuvo Fernández en diálogo con C5N.

En relación al armado de las listas, el presidente aseguró que “nadie impuso nada” y no hubo “perdedores” dentro del Frente de Todos. “Nos pusimos de acuerdo y ganamos todos. Ganamos con una lógica con la que trabajamos desde el primer día: consensuar”, agregó.