Desde el gobierno de la provincia profundizaron las tareas de control contra la manga de langostas que ingresó a territorio entrerriano hace siete días por el departamento Feliciano. Las tareas de control se realizaron en nueve establecimientos agropecuarios ubicados sobre la ruta 14, entre los km 296 y 298.

Con el objetivo de reducir la densidad poblacional de la manga, los tratamientos se hicieron con equipos terrestres y aéreos, cubriendo una superficie aproximada de 400 hectáreas, caracterizadas por montes citrícolas y forestales.

Según informaron desde el Ministerio de Producción, estas tareas complementan las ya realizadas los días 23 y parte de 24 de julio, las que debieron interrumpirse por la ocurrencia de precipitaciones.

Las condiciones ambientales, baja temperatura y lloviznas, favorecieron a que la manga de langosta permaneciera concentrada en el sitio ya identificado, lo que permitió que durante la jornada de este sábado se delimitara con mayor precisión el sitio donde se debían realizar las aplicaciones y se organizara toda la logística que dicha actividad conlleva.

Este lunes se continuará con las tareas de monitoreo; se realizarán recorridas para evaluar la eficacia de las aplicaciones; se identificarán las zonas con presencia de langostas activas y se programaron nuevos controles en el caso que fuese requerido.​