El intendente reconoció que preocupa "el descontrol" y el incumplimiento. "Si no se corrigen estas conductas el lunes vamos a tener que evaluar la posibilidad de volver atrás con esta excepción, manifestó.


Concordia podría dar marcha atrás con la medida que habilita las salidas recreativas a 500 metros. Así lo reconoció el intendente Alfredo Francolini tras observar el “descontrol” que se dio en los últimos días a raíz del incumplimiento de las condiciones de seguridad sanitaria por gran parte de la población.

En declaraciones radiales a LT15, el presidente municipal recoonoció que el jueves y viernes pasado “fue un descontrol, la gente se nos enoja cuando le decimos que a la plaza no puede ir, que los chicos no pueden usar los juegos, que eso es una fuente de contagio”, manifestó al respecto e indició que se pudo ver “gente toda junta, otra vez sin usar barbijos y no nos estamos cuidando”.

En tal sentido, Francolini expresó que “a los profesionales del Comité de Emergencia Sanitaria le preocupa mucho lo que ha pasado. La gente debe ser consciente que la pandemia no ha pasado, que seguimos en emergencia y que todos debemos cuidarnos. El uso de tapaboca o barbijo casero y mantener el distanciamiento social es obligatorio, los paseos públicos y las plazas no están habilitadas”.

Finalmente, el intendente fue tajante en sus declaraciones y manifestó: “Seguimos monitoreando lo que pasa, y si no se corrigen estas conductas el lunes vamos a tener que evaluar la posibilidad de volver atrás con esta excepción”.




Comentarios