Marcos, de 15 años, lleva dos meses internado en el Hospital Garrahan. Desde el martes se encuentra en terapia intensiva.


Marcos, un adolescente de Concordia de 15 años, aguarda por un transplante de Corazón. Está internado en el Hospital Garrahan de Buenos Aires, y desde el martes se encuentra en terapita intensiva.

Tanto familiares como amigos esperan la aparición del órgano que Marcos necesita pero también buscan concientizar acerca de la importancia de la donación, en especial en el caso de niños y adolescentes. La campaña apunta así a las personas mayores, ya que en el caso de los menores son sus padres o tutores los que deben autorizar la donación ante un posible donante.

Actualmente son miles de personas menores de 18 años las que se encuentran en la lista a la espera de un trasplante. Estos casos se vuelven más sensibles ya que los médicos deben tener en cuenta el tamaño del cuerpo y el órgano para asegurar la compatibilidad de los donantes con los beneficiarios.

Es por ese motivo que los niños pequeños en su mayoría reciben donaciones de otros niños. Sin embargo, algunos niños más grandes y adultos pueden ser compatibles.




Comentarios