El ministro de Educación de Nación, Nicolás Trotta, sufrió un exabrupto a la salida del Ministerio de Educación de Chubut en donde participó de un encuentro con funcionarios y gremios por el reinicio de clases en la provincia. Docentes se manifestaron y hasta increparon al funcionario.

Trotta mantuvo encuentros con funcionarios y gremialistas.

Sucede que en la provincia los empleados estatales sufren un retraso de pago, por lo que ante la llegada de Trotta a la provincia, los docentes se manifestaron con pancartas, reclamos e insultos a tal punto que el ministro debió ser resguardado por la policía para poder subir a un automóvil que rápidamente se alejó del lugar.

Además de los docentes también participaron del incidente algunos integrantes de grupos antimineros. El hecho generó el repudio del gobernador Mariano Arcioni.

“Sabemos los problemas que está atravesando Chubut y por eso nos reunimos con todos en un ámbito de discusión horizontal y encontramos vocación de diálogo, que seguirá la semana próxima cuando el gobernador Arcioni se reúna con los dirigentes sindicales”, anunció Trotta.

Enumeró que “mantuvimos reuniones con las organizaciones sindicales, con el ministro de Gobierno (José María Grazzini) y Arcioni, tras lo cual se anunció la convocatoria para la semana próxima a todos los sindicatos docentes para establecer el diálogo y establecer un marco de respuestas posibles”.

Chubut mantiene un conflicto salarial desde hace más de tres años, por lo que en la suma de los últimos tres ciclos lectivos no se llegó a los 180 días de clases que se pide como mínimo para un solo período. ”Tenemos que encontrar la respuesta a desafíos complejos”, definió Trotta, y pidió a las sectores “construir confianza entre todas las partes para desarrollar la agenda común porque todos se mostraron conscientes de la responsabilidad que tenemos y el desafío que todos nuestros niños y maestros y maestras y auxiliares puedan volver a la escuela y en eso hay consenso”.

Trotta debió ser protegido por la policía.

El Ministro agregó: ”Me llevo la impresión de que existe voluntad de necesario diálogo, conscientes de la enorme complejidad que rodea a la situación. Y en cada una de las exposiciones que se llevaron adelante por parte de las organizaciones de trabajadores nos expusieron esa mirada”, dijo.