El secretario de Economía -Germán issa Pfister- aseguró que "comparado con el año pasado, el aumento fue de un 63 por ciento y la columna vertebral seguirá siendo la obra pública y la acción social". El funcionario municipal reconoció que este año tuvieron que realizar varias ampliaciones presupuestarias y más del 70 por ciento fue destinado a obras y el otro a la parte social".

Gran parte del presupuesto está destinado a obras.

En ese marco, Issa Pfister agregó que “si uno compara el presupuesto del año que viene con el actual, vamos a ver que el incremento fue muy alto, de casi un 63 por ciento; pero sin embargo, fue diseñado bajo un esquema que sabemos que vamos a poder cumplir; conservador, donde cada uno de los ingresos con los que contamos, entendemos que lo vamos a recaudar para pagar todo lo que nos comprometemos”.

Las obras ocupan un importante inversión del presupuesto.

"En este año, debido a la crisis económica y financiera, fuimos haciendo ampliaciones presupuestarias todo el año, con más de mil cien millones de pesos y por lo cual, hoy estamos cerrando el año en casi 4900 millones de pesos", explicó.

El área social también tiene un partida importante.

En esa línea, el titular de la cartera económica del Municipio aseguró que “vamos a recaudar estos ingresos que proyectamos y somos optimistas que podemos obtener mayores ingresos como fue este año. Llegado el momento, le acercaremos al señor intendente estas potenciales ampliaciones para que él junto a todo el equipo, decida cuál será el destino, teniendo en cuenta que este año fue en su gran mayoría, obra pública”.