Se profundizaron las medidas. Se permite la circulación pero está restringida. Los comercios deberán cerrar sus puertas. La policía solicita a la gente que permanezcan en sus hogares.


La Municipalidad de Comodoro Rivadavia comenzó a trabajar de inmediato ante un posible avance del coronavirus en la provincia y la ciudad, con el fin de evitar la propagación ante un posible caso negativo. Hasta el momento no se han registrado casos y el único paciente sospechoso internado en la ciudad ha mejorado notoriamente su estado de salud, aunque aún se esperan los resultados del Instituto Malbrán.

Coincidente con las disposiciones de Nación y de Provincia, el municipio lleva adelante una serie de acciones profundas. Entre ellas se ha dispuesto que a partir del viernes, y hasta el próximo miércoles 25, los comercios cierren sus puertas, solo pueden tener atención al público aquellos que sean de necesidad, como el caso de venta de alimentos y farmacias, además de estaciones de servicio.

Asimismo, la ciudad ha mostrado una reducción notable en su actividad. Las calles han disminuido en cuanto a la circulación de gente y vehículos; las iglesias -siguiendo el protocolo-, han decidido no brindar misa y algunas de ellas tomaron la decisión de llevar adelante la ceremonia a través de alguna red social. El transporte público de pasajeros también es pasible de medidas y si bien hoy el número de pasajeros está limitado, se profundizará esto con servicios similares a los días feriados, es decir con menor cantidad de unidades en la calle y más distanciadas en cuanto a los horarios.

Comercios cerrados.

Por otro lado, en acciones conjunta con la policía Provincial , personal de Tránsito realiza controles en vehículos, y si bien no está prohibida la circulación, la misma ha sido restringida en el ámbito de toda la provincia. Si no es de necesidad circular, para lo cual hay que tener un justificativo, no se permitirá el paso por la ciudad. Aquellos que estén circulando por turismo no tienen permitido el ingreso.

Entre Comodoro Rivadavia y Rada Tilly, ciudad separadas solo por unos pocos kilómetros, los vecinos de la villa balnearia son identificados con un cartel que deben colocar en sus vehículos para que no tengan que ser pasibles de controles todos los días.

Calles desiertas en la ciudad.

También los medios de comunicación forman parte esencial en este contexto, a los cuales se les ha solicitado informar sobre la situación con fuentes oficiales para evitar inconvenientes. Cabe mencionar también que en los primeros días de las medidas muchas personas no habían tomado dimensión de la necesidad de respetarlas, motivo por el cual se profundizaron las medidas. Actualmente la policía circula por las calles y le solicita a la gente que se mantenga en sus domicilios.  (Imágenes dron gentileza de Hugo Mendez-Horus Dron)




Comentarios