Sin fieles por la cuarentena obligatoria, la comitiva estuvo encabezada por el gobernador Raúl Jalil y Monseñor Luis Urbanc.


Los festejos en honor a la Virgen del Valle culminaron durante la tarde del domingo con la tradicional procesión. Sin embargo, este año presentó un escenario diferente.

La cuarentena obligatoria debido a la pandemia del coronavirus, obligó a cambiar la lógica de los festejos. Los fieles no pudieron asistir a las celebraciones y a lo largo de la semana el escenario fue diferente.

La procesión fue encabezada por el gobernador Raúl Jalil y Monseñor Luis Urbanc. Además, participaron un reducido grupo de autoridades.

Procesión atípica de la Virgen del Valle.

Desde la plaza principal de San Fernando del Valle, partió la imagen de la virgen que realizó un simbólico recorrido que fue seguido por miles de fieles a través del redes sociales.

“Antes que nada saludo de corazón y agradezco a todos los que de una u otra manera han seguido estas celebraciones, han participado de ellas con sus intenciones, buena disposición, difusión y sincero amor a la Virgen María, y a todos los que colaboraron para socializar por medio de las redes esta gran fiesta dentro del Año Mariano Nacional, que culminará el 8 de diciembre”, comenzó diciendo Urbanc en su mensaje.

Procesión atípica de la Virgen del Valle.

Además llamó a la ciudadanía a ser responsables: “Gracias por la feliz noticia de que pronto nos alegraremos de contar formalmente entre los beatos a nuestro querido comprovinciano, fray Mamerto Esquiú. Ayúdanos con tu intercesión para que su beatificación interpele las conciencias de todos los argentinos en orden a que seamos verdaderos ciudadanos, custodios de nuestra Casa Común”.

Procesión atípica de la Virgen del Valle.




Comentarios