Una función más que emotiva se vivió este miércoles en “Fátima es Camaleónica” en el Teatro Holiday de Villa Carlos Paz. Es que al momento de presentar el cuadro de las “grandes mujeres de la música argentina”, la multifacética Fátima Flórez fue sorprendida por Soledad, artista consagrada a nivel nacional e internacional con más de siete millones de discos vendidos.

Las talentosas artistas con voces privilegiadas, interpretaron juntas “Que nadie sepa mi sufrir”, una de las tantas canciones que conforman el extenso repertorio de la popular cantante oriunda de Arequito (Santa Fe) con más de 25 años de trayectoria, haciendo estallar al público que las ovacionó con espontáneos aplausos.

Espectacular dueto en una función ovacionada por el público presente.

Al concluir la interpretación, las artistas se refirieron a esta temporada más que particular de verano en Carlos Paz -y también en todo el país- mostrándose unidas y solidarias entre ellas tomando en cuenta el contexto impensado de pandemia que atraviesa el mundo hace casi un año.

Estoy muy feliz por la buena onda y la humildad de esta diva a quien admiro mucho, porque también está haciendo temporada en el Teatro Luxor y, en su día libre, vino a ver mi espectáculo y se subió al escenario para que podamos estar juntas y hacerle este regalo a la gente que con tanto esfuerzo compra las entradas. Eso demuestra que los artistas debemos estar unidos”, dijo Fátima emocionada.

"La Sole" y Fátima disfrutaron de dos clásicas canciones.

El emotivo y efusivo encuentro concluyó con un pedido especial por parte del público, un tema que también forma parte de la exitosa carrera de “La Sole”, y como sugerencia de los presentes, el cuadro de ese tramo del espectáculo concluyó con la canción “Entre a mi pago sin golpear”, que hizo cantar y aplaudir de pie a los espectadores.

“Fátima es camaleónica” se presenta de martes a domingos con dos funciones diarias en el Teatro Holiday de Villa Carlos Paz. Y Soledad, con doble función todos los jueves y viernes en el Teatro Luxor, presentando su disco más personal, “Parte de mí”.