A  las 17:30 horas de ayer, miércoles 17 de noviembre de 2021, una pareja de jóvenes acudió desesperada a la comisaría de Santa María de Punilla. Sucedió que su bebé de cinco meses se estaba ahogando y no lograban ayudarlo.

Todo indica que el accidente ocurrió por un trozo de banana que el bebé no pudo tragar, provocando un fuerte ahogo. Los padres del menor intentaron asistir al niño en su casa y sin  poder sacarlo de la angustiante situación, se dirigieron desesperados hacia la policía lugareña.

Allí, los agentes que se encontraban presentes le realizaron la maniobra de Heimilich y lograron estabilizar al bebe. De todas maneras el bebé fue trasladado al hospital Domingo Funes para que puedan revisarlo con mayor minuciosidad.