Ante una nueva etapa de restricciones sanitarias en toda la provincia de Córdoba con el fin de evitar la propagación del coronavirus en esta tan mencionada “segunda ola” de la pandemia y que rige hasta el 2 de julio inclusive, distintas localidades de Punilla en donde el dictado de clases hubiese regresado a la modalidad presencial con alternancia (burbujas bimodal) desde el próximo martes 22 de junio, solicitaron de manera casi de inmediata continuar con clases virtuales, argumentando entre otros puntos, que no se iban a poder cumplir con los protocolos debido a las condiciones meteorológicas.

Uno de los primeros en solicitarlo ante el Ministerio de Educación de la Provincia de Córdoba, fue el intendente Gabriel Musso de la ciudad de Cosquín, quien pidió la suspensión de la actividad escolar presencial argumentando que “Cosquín está inserta en un conglomerado urbano formado por las localidades de Bialet Massé y Santa María de Punilla”. En respuesta, el Ministro de Educación provincial, finamente informó la suspensión de clases presenciales para los niveles inicial, primario, y secundario.

Escuela Presidente Sarmiento, una de las instituciones escolares de la ciudad de Cosquín. (Foto: archivo).

Asimismo, otras las localidades de Punilla como La Falda, Valle Hermoso, Villa Giardino y Capilla del Monte, que si bien no superarían los 30 mil habitantes -pauta principal para la vuelta de la presencialidad en el Sistema Educativo Provincial- también solicitaron continuar con clases virtuales, pedidos que finalmente fueron avalados por la Provincia.

“Se indica la suspensión de la presencialidad por un período de nueve días hábiles desde el 22 de junio al 2 de julio inclusive en todos los Centros Educativos de todos los niveles y modalidades. Se sugiere extremar medidas de cuidado y control en la periescuela”, indicaron las notas firmadas por el ministro de Educación, Walter Grahovac, y la secretaria de Educación, Delia Provinciali, y enviadas a los diferentes municipios que habían solicitado que se mantuviera la modalidad virtual.

Por otra parte, el escrito también dispuso que equipos interdisciplinarios de la provincia “llevarán adelante un seguimiento continuo de la situación epidemiológica” de cada localidad, por lo que se solicitó a los mandatarios “información en referencia al impacto de las medidas adoptadas”.

Por su parte, el intendente de La Falda, Javier Dieminger, dijo a Cadena 3 que “entre todas las localidades superamos el conglomerado de 35 mil habitantes. Vimos que se dificultan la aplicación del protocolo con las bajas temperaturas que se registran y pronostican”, señaló el mandatario faldense.

Foto de portada: imagen ilustrativa.