La “segunda ola” de coronavirus generó un fuerte impacto en la comunidad de La Falda, en especial al municipio, que confirmó una docena de contagios en los últimos diez días. Por este motivo, el intendente Javier Dieminger, tomó la decisión de que a partir de este miércoles el personal retomará el trabajo por burbujas, por lo que se restringirá la atención al público, aunque sin modificación de horarios.

Según informó La Estafeta Online, entre los casos positivos se encuentran integrantes de las áreas de Defensa Civil, Inspección (las dos más afectadas), Juzgado de Faltas y hasta un integrante del Gabinete. Además se calcula que otra docena de personas fue hisopada por tratarse de contactos estrechos y se encuentra aislada.

La Falda.

“Vamos a retomar el trabajo por burbujas para no dejar oficinas cerradas. Veníamos trabajando de esa manera hasta que llegó la temporada, donde todos retomaron sus puestos, pero a partir de la acumulación de casos decidimos dividir los grupos y que se trabaje semana de por medio, por lo que habrá menos cantidad de gente atendiendo”, indicó Dieminger, al medio.

Además explicó que “no se trata de que el foco de los contagios sea la Municipalidad. De hecho el más grande viene por el lado del Club Río Grande, donde varios contagios se dieron porque tenemos inspectores que juegan ahí y el técnico es el encargado del área”.

En cuanto la situación epidemiológica de la localidad, según el último parte semanal, fueron 111 los nuevos casos y la cifra de personas que cursan la enfermedad activos alcanzó los 248.