Murió el jóven que había sido brutalmente golpeado en Tanti hace 2 años

Marcelo Alejandro Soria, joven encontrado en Tanti gravemente herido.
Marcelo Alejandro Soria, joven encontrado en Tanti gravemente herido. Foto: Redacción LAVOZ

Marcelo Soria transitaba una lenta recuperación luego de transitar un duro cuadro producto de una golpiza. Cabe recordar que el joven apareció inconsciente, abandonado en una alcantarilla.

Una noticia conmocionó a la apacible localidad de Tanti: Marcelo Soria de 22 años, despues de más de dos años luchando por recuperarse de la brutal golpiza que recibió en mayo de 2022, finalmente murió.

El joven encontraba llevando adelante una terapia de rehabilitación en el Centro Rita Bianchi. Su mejora era notoria, los días en el Hospital Domingo Funes, conectado al respirador e inducido en un coma farmacológico, habían quedado atrás y todo era esperanza para él y su familia.

Lo cierto, es que luego de tanta lucha el joven falleció esta mañana y la noticia causó un profundo pesar e indiganción. Sucede que el joven murió sin que se haya justicia por lo que le sucedió, ni si quiera se investigó su caso.

Marcelo Alejandro Soria, joven encontrado en Tanti gravemente herido. (Foto: gentileza Mariana Soria).
Marcelo Alejandro Soria, joven encontrado en Tanti gravemente herido. (Foto: gentileza Mariana Soria).

¿Qué ocurrió con Marcelo Soria?

La vida de Marcelo Soria cambió rotundamente el 16 de mayo de 2020. Ese día el joven fue encontrado por un vecino de Tanti, a la vera de la ruta 38, con el rostro desfigurado, cubierto de sangre y casi muerto.

Luego de que este señor, policía retirado, diera aviso sobre el hallazgo, el joven fue trasladado al Hospital Domingo Funes, en donde constataron que presentaba fractura de cráneo, fractura de costillas y heridas múltiples. Su estado era muy delicado y permaneció en estado vegetativo durante más de un mes.

Si ponóstico no era bueno, sin embargo el joven de, por aquel entonces, 20 años se aferró a la vida y logo salir adelante. Pasó 7 meses internado antes de poder volver a su casa. Con el apoyo solidario de muchos y muchas pudo comenzar su rehabilitación y en eso estaba. Intendo volver a ser él.

Esta mañana, el joven murió y queda un profundo pesar, tanto por su muerte como por la deuda que tiene la justicia sobre lo que le ocurrió.

Los interrogantes son muchos y su familia realizó numerosos pedidos para que se investigue y llegar a la verdad. En el pueblo nadie vió ni oyó nada. Sólo un vecino que dijo haber oído una conversación en la que decían: “Lo cagamos a palos, lo matamos”, sin embargó no se avanzó con la investigación y todo quedó en la nada.

Temas Relacionados