Cuando robaron su auto el pasado 19 de septiembre, Gimena y Pablo, comenzaron una intensa búsqueda para recuperar lo más importante que se habían llevado los ladrones: su mascota. Se trata de “Thor” un cachorro al que quieren como a un hijo.

Pablo, Jimena y su hija, oriundos de la ciudad de Córdoba, habían decidido unos días antes del robo mudarse a Carlos Paz, paradójicamente buscando vivir con mayor seguridad y tranquilidad. Fue justamente en el trajín de los días posteriores, cuándo en el trajín de las idas y venidas que provoca cualquier mudanza, la familia decidió frenar el en un local de comida para comprar la cena y les robaron el auto.

"Thor" el perrito que su familia buscaba con deseperación.

En el vehículo había dinero en efectivo, pertenencias que estaban cargadas a causa de la mudanza y el rosario que habían comprado para la comunión de su hija. Pero lo más importante es que en el auto estaba “Thor”.

Los días posteriores fueron angustia pura, subían fotos a las redes sociales, se comunicaron con asociaciones proteccionistas, intentaban por todos los medios posibles dar con la mascota. Entre tanto, también quisieron estafarlos telefónicamente pidiendo un rescate de 50 mil pesos por el auto.

La búsqueda después del robo.

Había pasado más de un mes y la espera era insoportable. Ya casi que perdían las esperanzas cuando de repente recibieron un llamado desde la unidad judicial.

“Estábamos en Córdoba, en el Odontólogo de nuestra hija, cuando recibimos un llamado de la unidad judicial diciendo que habían encontrado el cachorro. Inmediatamente les pedimos que nos manden una foto y envidentemente era nuestro bebé”, cuenta Pablo.

El encuentro entre el perrito y la familia fue muy emocionante porque el cachorro los reconoció enseguida y se abalanzó sobre ellos apenas los vió.

“Si bien el robo nos afectó mucho desde lo económico y lo emocional, seguiremos apostando a vivir en Carlos Paz. El hecho de que haya aparecido Thor es como un granito que le suma a la tranquilidad del lugar y la vida aquí es bella” expresó Gimena.

Pablo agradeció especialmente a la gente que trabaja en la unidad judicial, a quienes en este tiempo compartieron las fotos en las redes y a los medios de comunicación. “En nombre de nuestra familia, de corazón, quiero agradecer a todo el mundo. Estamos felices con este reencuentro” finalizó.