El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió una alerta amarilla para la provincia de Córdoba por tormentas fuertes, acompañadas de intensas ráfagas ocasionales, caída de granizo y caída de abundante cantidad de agua en cortos periodos de tiempo.

En tanto, desde la mañana llueve sin parar en todo el Valle de Punilla, sobre todo en la zona de la alta montaña, por lo que se espera que ingrese un importante creciente a los ríos que conforman la cuenca San Roque.

Se estima que la creciente podría superar los 2 m. porque ya sería un dispositivo de seguridad para costas y balnearios.