La ciudad de Villa Carlos Paz se encuentra de luto por el fallecimiento de Beatriz Castillo, la carlospacense que de joven padeció las torturas y violencias de la última dictadura militar.

Conocida vecina, comprometida, participativa, luchadora de los derechos humanos y fundadora de la Comisión en Defensa de los Derechos Humanos y además miembro de la Convencional Constituyente.

Durante su vida tuvo una activa participación social, política, y junto a su familia una gran referente en organizaciones de derechos humanos.

Madre e hija, durante la dictadura de 1976 sobrevivieron al horror luego de haber sido violentadas, secuestradas de su hogar y trasladadas al ex Centro Clandestino de Detención La Perla.

Además de torturarlas y mantenerlas cautivas, pasaron por distintos lugares hasta llegar a la Cárcel de Devoto en Buenos Aires como presas políticas.

Fundó la comisión por la memoria en Villa Carlos Paz y en 2007 formó parte de la convención constituyente que sancionó la Carta Orgánica Municipal.

Amigos, familiares, organizaciones y vecinos de todo Carlos Paz la despidieron con profundo dolor. Por su parte el intendente escribió un emotivo mensaje desde su cuenta oficial de Facebook: “Querida Beatriz siento mucho tu partida, una gran persona históricamente defensora de los derechos humanos de nuestra ciudad y sobreviviente de la última dictadura militar. Un ejemplo de vida y y compromiso social. Mis condolencias y abrazo a toda su familia en este momento difícil. QEPD”, expresó Daniel Gómez Gesteira.

Esteban Avilés, Presidente de la Agencia Córdoba Turismo y ex - intendente de Villa Carlos Paz también homenajeó a Beatriz en las redes sociales: Bety querida, siempre vamos a recordarte por tu sonrisa y tu compromiso. Te tocó atravesar de la peor manera la época más oscura de nuestro país, pero supiste levantarte y transformar tu experiencia en un ejemplo de vida, participando en instituciones, en la redacción de la Carta Orgánica como convencional, sumando tus ideas y rodeada siempre de tu hermosa familia. Gracias por cada abrazo, cada palabra, cada consejo... ¡Te vamos a extrañar mucho!Adri, Juli y toda la familia, un beso enorme en este momento”.