Tanto los turistas, que continúan arribando a la ciudad, como aquellos que vinieron a pasar el día, pudieron disfrutar de una agradable jornada.

Pasear por la costanera, tomar unos mates al sol o disfrutar de la propuesta gastronómica fueron los planes preferidos. Con la apertura del turismo, respetando las medidas de cuidado, la ciudad vuelve a cobrar vida y color. En este sentido comerciantes y hoteleros se mostraron entusiasmados con el movimiento de esta temporada que recién comienza.

Vista desde la costanera de Villa Carlos PazPrensa Municipalidad de Villa Carlos Paz

El nivel de ocupación de la plaza hotelera es de entre un 40 y 60 por ciento y se espera que sigan llegando turistas durante todas las vacaciones.