Espontáneamente, vecinos de Carlos Paz, San Antonio y alrededores, hicieron entrega de bidones de agua, frutas, caramelos y además insumos de curación.


La solidaridad es una cualidad que caracteriza a los argentinos en momentos críticos, tragedias y desastres naturales. Esta vez, sin una convocatoria pública, y con total naturalidad, los vecinos de Carlos Paz y alrededores, no dudaron en proveer de donaciones para los bomberos que están luchando contra el fuego desde este lunes.

Toda entrega de alimentos, bebida e insumos de curación es bienvenida para que a nuestros “héroes” les sea más llevadero su labor. “La gente trae lo que es agua, frutas, como naranja, manzana, banana, mandarinas, también traen solución fisiológica para los ojos, gasas, que es lo que necesitan los bomberos cuando se queman”, nos relataba Melina, una joven que recibe las donaciones en puente de Las Jarillas, donde está montado el operativo. “Eso es lo que se necesita, lo pueden traer al Centro de Operaciones, y de allí hay dos autos que reparten en todos los puestos de los bomberos”, concluyó.

Centro de Operaciones debajo del puente en Las Jarillas

Sin embargo, Diego Concha, Jefe de Defensa Civil de la Provincia de Córdoba, aclaró que hay toda una logística que se encarga de abastecer a los agentes: “los vecinos han traído muchas donaciones pero hay una logística armada, hoy se trajeron raciones para 200 efectivos, que lo están haciendo coordinado entre el Ministerio de Gobierno y Ministerios de Desarrollo Social con cada uno de los municipios y comunas, entregan insumos de hidratación y racionamiento de comida”.

Pero la acción de ayudar es inevitable, tan sólo ver cómo las llamas se llevan más de 200 hectáreas de monte nativo, y que los bomberos luchan contra eso, hace que algunas personas deje de lado su rutina, para tender una mano, como lo fue una señora que recorrió todo el predio ofreciendo caramelos.




Comentarios