[VIDEO] Reclaman que se está afectando un yacimiento de pueblos originarios. Además, que no se respeta la Ley de Bosques. La respuesta desde el Municipio.


Un grupo de vecinos junto a agrupaciones ambientalistas serranas, incluyendo Villa Carlos Paz, denuncian sobre el avance de desmonte sobre un sitio que aseguran, es arqueológico, ya que habría sido recientemente descubierto, pero que además, aducen que se estaría infringiendo la Ley de Bosques Nativos.

Según La Voz, el Municipio de Bialet Massé informó que “no fue notificado oficialmente sobre la existencia de ese patrimonio histórico”, y apunta a “un conflicto existente por posesión de tierras”, insistiendo además, que “se trata de un loteo que fue autorizado hace más de medio siglo”, informaron.

Sitio arqueológico en Bialet Massé.

La zona cuestionada se ubica en el barrio conocido como Mirador del Lago en la localidad de Bialet Massé, que de acuerdo al escrito enviado a la Agencia Córdoba Cultura, con la firma del investigador del Conicet Sebastián Pastor, se expuso la “preocupación por la situación de un sitio arqueológico prehistórico”, nota a la que adhirieron una docena de ambientalistas serranas.

Además, los vecinos también expresan que ante el avance de las maquinarias, se pudieron ver cómo afloraron los restos de cerámica y de herramientas líticas adjudicables al pueblo originario Comechingón.

Indicando también, que el hallazgo del lugar fue “oportunamente presentado a la Dirección de Patrimonio de la Provincia”, con el fin de garantizar su protección, pero que pese al aviso del sitio descubierto, el Municipio local autorizó su loteo y las obras no se detuvieron.

Por otra parte, se cuestiona el impacto ambiental, ya que no habrían efectuado un estudio previo que lo constatara, por lo que tampoco se estaría cumpliendo con la Ley de Bosques Nativos.

En cuanto al Intendente de Bialet Massé, Marcelo Oliva, afirmó a La Voz que la cuestión estaría ligada “a un conflicto de intereses por la posesión de esas tierras”. Además, aseguró que ningún ente oficial, ni provincial ni nacional, les notificó acerca de la presencia de un sitio arqueológico. Y que “ese loteo, en ese sitio, fue autorizado ya en 1946, por la Provincia”, enfatizó el Oliva a ese medio.

De acuerdo a los datos recabados, los vecinos y vecinas iniciarían acciones legales por el incumplimiento de las leyes vigentes, por abuso de autoridad y por haber sido violentados por parte de los privados que llevan a cabo el desmonte.




Comentarios