"Los ingresos no cubren el costo operativo del servicio", dijo el apoderado de la empresa. De no solucionarse, el servicio se vería resentido.


El servicio de transporte urbano de pasajeros de Villa Carlos Paz, Transporte de la Villa, de la Unión Transitoria de Empresas (UTE) integrada por Autobuses Santa Fe y Recreo S.R.L., demandó a la Municipalidad por 40 millones de pesos, y además, aseguró que los ingresos actuales “no cubren el costo operativo”. Y de no darle solución, el servicio se verá inminentemente resentido.

En comunicación con VillaNos Radio, el apoderado de Transportes de la Villa, Mariano LLabot, expresó: “Tenemos un contrato que establece obligaciones y derechos. Nuestra obligación es prestar el servicio de transporte urbano, y nuestro derecho principal, y obligación de la municipalidad, es tener una remuneración a cambio. Y eso lo puede hacer el municipio mediante la tarifa que paga el pasajero, un subsidio o una combinación de ambas”, explicó.

Además, aseguró que ante el incremento de costos, la empresa cuenta con el derecho de pedir un aumento. Advirtiendo además, que lo conseguido mediante reclamos “está muy por debajo de los costos del sistema” y que “se ha agravado por la crisis general del país, el costo del dólar y las paritarias”, se explaya LLabot para la emisora.

De acuerdo a lo expresado, la demanda millonaria se debería a la falta de respuestas tras “haber agotado todos los recursos”, por lo que la empresa “ha iniciado una demanda contencioso administrativa en la Justicia de Córdoba” De acuerdo a lo comunicado, la presentación sería contra la ordenanza que fijó los dos últimos incrementos en el valor del boleto, de $18 en noviembre y de $22 en el mes de enero. Ya que el planteo de la empresa, recae en que dicho valor, debería estar “entre 35 y 40 pesos”, tomando en cuenta el subsidio que mantiene el Gobierno Provincial.

Según estipuló Llabot, la empresa calcula que el desfasaje producto de este retraso tarifario es de “40 millones de pesos en los últimos 18 meses”, a lo que habría que sumar “costas judiciales e intereses”.

Una de las posibles soluciones para que el incremento del boleto no recaiga únicamente sobre el usuario, es que la Municipalidad pueda subsidiar parte de ese costo.

Ahora bien, respecto al conflicto con los choferes, el reclamo proviene de una suma no remunerativa que aún no habría sido depositada, se trata de $2.250, ante lo cual, Mariano Llabot explicó que tras una reunión en el Ministerio de Trabajo, se acordó “un plazo extraordinario para pagarlo”, con vencimiento este viernes 26 de julio.

Y finalizó diciendo que “cumpliendo con ese plazo, no tendría que verse afectado el servicio por ningún tipo de medidas de fuerza”, sintetizó.





Comentarios