Eran cinco jóvenes que transitaban en un auto a alta velocidad y con maniobras peligrosas. Un policía herido y no se descartaría imputarlos.


Fueron los mismos transeúntes quienes advirtieron la presencia de un auto que transitaba por las calles de Bialet Massé a alta velocidad y con maniobras peligrosas tanto para ellos como para el resto de los conductores.

Todo ocurrió en la madrugada de este domingo, cerca de la 1:30 horas, cuando la Policía Caminera apostada sobre la Ruta E55 a la altura del Km 31, es advertida por vecinos del lugar, quienes manifestaron la presencia de un automóvil marca Renault Kangoo con una velocidad extrema y peligrosa.

De inmediato, efectivos policiales siguieron al conductor y procedieron a detenerlo para su control, pero el joven automovilista los evadió y aceleró escapando del lugar y “pisando el pie izquierdo del uniformado”, describe la fuente oficial.

Finalmente, se lo interceptó en la calle Juan B. Justo y se identificó al conductor, un menor de 15 años acompañado por dos mujeres y dos varones, todos de la misma edad.

Se procedió al secuestro del vehículo y al traslado de los menores hacia la dependencia local para luego ser entregados a sus padres.

De todas maneras, la situación fue presentada ante el Juzgado de Menores con el fin de “imputar a los menores por participación activa del delito de resistencia a la autoridad y lesiones leves calificadas”, explicaron desde la Policía.






Comentarios