El excesivo calor es una de las exigencias que deben sortear los rodeos de carne y leche. La pérdida de rendimiento se ve magnificada cuando los animales no poseen las comodidades mínimas necesarias para soportar días con altas temperatura, viento del sector norte, alta insolación, etc.

Dentro del manual de buenas prácticas ganaderas está considerado el poder brindar condiciones apropiadas para sobrellevar mejor estas situaciones adversas. Poseer sombra y agua fresca, es lo mínimo que se requiere.

Muchas veces en los lotes donde los animales pastan no disponen de árboles y en esos casos se puede construir una media sombra muy económica, con silo bolsa usado, la cual le permitiría a los animales mejorar el confort en cuanto a este tema.

Según estudios la vaca usa el 60-65% de la energía consumida diariamente en la producción de carne o de leche y el 35-40 % es convertida en calor. Los bovinos poseen un sistema de sudoración deficiente frente a otras especies como el hombre y el caballo, en los cuales es muy eficiente.

Rodeo de campo

La disipación de calor por la excreción de heces y orina no es relevante. De hecho se podría afirmar que los bovinos paradójicamente, tienen mayor capacidad para soportar las temperaturas bajas que las altas. Se ha estudiado la tolerancia en vacas lecheras a temperaturas menores de 5ºC.

Una vaca adulta en su pico de lactancia es muy tolerante a temperaturas muy bajas de hasta -17ºC o menos, porque genera mucho calor con el nivel de metabolismo normal y con la fermentación ruminal. Parte de la dieta será responsable de las emisiones de CO2, ya que cuanto más pastoril menor será la generación de gases.

En cambio, cuando la temperatura excede los 27ºC, aún con niveles bajos de humedad, la vaca se encuentra por fuera de la zona de confort y empieza a presentar dificultades para mantener la temperatura corporal, viéndose obligada a invertir energía adicional para iniciar los mecanismos de termorregulación, sacrificando su utilización en actividades productivas y reproductivas.

En las regiones cálidas del planeta, como la comprendida entre los trópicos de Cáncer y Capricornio, prevalecen temperaturas, humedad y radiación solar por encima del rango de confort para la eficiente producción en el ganado bovino, donde amerita criar razas más tolerantes o sus cruzas.

Vacas de raza apta o cruza para sectores mas culurosos

Evalúe su clima y vea sus instalaciones para corresponder al bienestar animal requerido de sus individuos a efectos de no perder gran parte del esfuerzo para obtener las mejores producciones realizadas en el resto del año.