Entre los factores que han llevado al país sudamericano a registrar un repunte en sus ventas al exterior se encuentran la apertura del mercado chino, la cosecha fuera de temporada de Argentina y el reconocimiento por parte de las autoridades sanitarias chinas de la región productora de cereza argentina como zona libre de plagas para la mosca de la fruta.

Los envíos a China en la última temporada han ascendido a 2.742 toneladas por lo cual se transformó en un mercado estratégico para la producción argentina.

Actualmente, 15 empresas argentinas están enviando fruta a China producida en la región de la Patagonia, las zonas sur de Neuquén, Río Negro, Chubut y Santa Cruz, y la occidental provincia de Mendoza.

Mendoza 19 de noviembre 2020 Sociedad Cosecha de cerezas en una finca de Perdriel, Lujan de Cuyo. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes Ignacio Blanco | Los Andes

En cuanto al manejo de los envíos en medio de la pandemia, existe una garantía validada por las autoridades chinas por el procedimiento para que las cerezas lleguen adecuadamente al mercado oriental.

En abril de 2020, China reconoció la ausencia de moscas de la fruta en la región de la cereza argentina. También ratificó la apertura de su mercado a diferentes productos argentinos en el primer año de la pandemia.

Quedó en manos del gobierno chino brindarle continuidad a los negocios internacionales provenientes de Argentina lo que hasta ahora se ha cumplido en forma muy estable de ambos lados sosteniendo el intercambio bilateral basado desde el lado argentino en la producción agropecuaria.

La cereza argentina tiene una larga temporada de exportación ya que el país tiene una oferta muy extendida que va desde finales de octubre hasta finales de febrero, lo que permite posicionar a la producción en los mercados tanto al inicio como al final de la temporada.

Gracias a las condiciones del suelo y el clima en la Patagonia, la calidad de las cerezas allí producidas está garantizada, lo que hace que el suministro argentino esté al mismo nivel de fruta de Australia o Nueva Zelanda.

Alrededor del 35 por ciento de la producción total de la cereza argentina se destina a China, según datos de CAPCI, mientras que otros destinos incluyen América del Norte, Europa, Medio Oriente, América del Sur y África.