En busca de que permita a la raza fluir en el mundo con un modelo único e inequívoco que le vaya marcando el paso a la gran cantidad de adeptos que tiene la ANGUS en muchos países y que le permite catalogarse en forma fehaciente como una de las principales razas carniceras dejando la vara muy en alto para los demás criadores de las otras razas.

Asociación Argentina de Angus

Para ello se reconocen entre si los libros genealógicos de la raza Angus a nivel mundial para poder usar reproductores de distintos orígenes:

  1. El Libro Genealógico / Pedigrí de cada miembro es reconocido por los demás miembros dentro de los límites de las reglas de cada miembro. (1983)
  2. Cada animal registrado en el Herd / Pedigree Book ha registrado al menos un pedigrí de tres generaciones que demuestra su linaje con otros animales registrados en el Herd / Pedigree Book. (1993)
  3. Para la exportación de animales vivos o semen, se proporciona un certificado de ADN para el animal exportado, así como los certificados que verifiquen la filiación, cuando esta sea posible.
  4. Todos los miembros proporcionan a la Secretaría una descripción de sus requisitos para la entrada de ganado en su Libro genealógico para su difusión a los miembros.
  5. Cada Sociedad / Asociación es consciente del problema de los defectos congénitos. Cuando se importa ganado de cualquier país los criadores deben asegurarse de que se realicen las pruebas necesarias para descartar el uso de reproductores que transmitan a su herencia estos caracteres dentro de un sistema de notificación que prevea todos los aspectos legales.

A la vez cada Sociedad / Asociación debe fomentar el registro del rendimiento del ganado Angus de una manera estructurada, incluida la referencia cruzada de la identificación del Libro Genealógico del país de origen para todos los animales inmigrantes (incluidos los animales de los que se importa el semen) y la transferencia electrónica de información de evaluación genética como necesarios para permitir una referencia cruzada precisa de la genética de Angus a nivel internacional hacia una evaluación genética internacional única.

Alambrado - Fotografía: Ramiro Bustinza

En cada país miembro se intenta asegurar que se reconozca la misma propiedad en cualquier animal que exista en dos o más libros genealógicos lo que le da la universalidad al reconocimiento del registro de la creación genética en forma independiente de donde este el animal y hasta donde hayan llegado sus crías.

Un buen certificado de pedigree garantiza toda la documentación necesaria para reconocer a un reproductor, desde su filiación hasta su performance y la mejor manera de hacerlo es bajo una norma única a nivel mundial como lo tiene organizado la raza Angus.