Para evitar altos riesgos con respecto a la miscibilidad física y la fito-compatibilidad biológica, siempre se deben tener en cuenta las propiedades de cada producto para la preparación exitosa de mezclas de tanque.

Es sumamente importante respetar la cantidad de agua recomendada en cada caso para asegurar la completa disolución de las sales.

Cuando el orden de mezcla no está indicado en la etiqueta

El orden para las mezclas en el tanque depende más de la formulación que del tipo de producto (insecticida, fungicida o herbicida), y es importante saber que guarda una correlación con el resultado de la calidad del caldo de pulverización.

Fumigaciones controladas con sus inoculantes.

Prueba de compatibilidad entre los productos a ser incluidos en la pulverizadora

Un fitosanitario está compuesto por el principio activo, los excipientes y coadyuvantes, que constituyen su formulación. El fabricante tiene la obligación de informar la composición del activo, aunque no la formulación. Cuanto utilizamos productos por primera vez, o formulaciones que no hemos utilizado en el pasado, es recomendable realizar una prueba de compatibilidad previa a la aplicación.

En algunas ocasiones se producen problemas de compatibilidad de mezclas con separación en fases, formación de coágulos, coalescencia, floculación y formación de crema o sedimento. Algunas de las condiciones que generan esas incompatibilidades son: bajo volumen de agua (mayor concentración), aguas duras (afectan el emulsionante), baja temperatura (menor capacidad solvente del agua y lenta velocidad de reacción química), rápido vertido del plaguicida (poco tiempo para disolverse), pobre agitación (poco retorno o mal ubicado), y como último, pero no menos importante, un incorrecto orden de mezclado.

Para realizar una prueba de compatibilidad previa a la aplicación, podemos utilizar un envase transparente y limpio con 100cc de agua (la misma que se utilizará en la aplicación), agregamos el producto nuevo en la proporción adecuada para 200 cc de agua, removemos y luego incorporamos los otros 100cc de agua. Agitamos invirtiendo el envase cerrado 10 veces y observamos cómo se desempeña inmediatamente, y a los 30 minutos.

FumigacionesVíaCampo

Recomendaciones técnicas

Si es posible, evite la mezcla de demasiados productos químicos, en especial, si todos son de diferente tipo de formulación. Cuando introducimos demasiadas variables, nos exponemos a alterar la calidad de la aspersión o la estabilidad de las mezclas.

Al ingresar un producto nuevo, es importante leer la etiqueta y seguir las recomendaciones de uso, verificando previamente la compatibilidad con los otros productos a introducir. Un ingrediente activo formulado por diferentes empresas, puede comportarse de manera distinta debido a la concentración, tipo de formulación y aditivos, lo cual puede desencadenar variaciones inesperadas de compatibilidad. En este caso también es recomendación hacer pruebas de fitotoxicidad del producto solo y en mezcla con los productos de la programación.

El caldo debe ser aplicado en el menor tiempo posible, evitando que permanezca preparado por mucho tiempo, ya que puede desestabilizarse por la interacción de diversos factores.